Energía eólica y coches eléctricos: Cambio de paradigma





En los últimos 10 años España ha multiplicado por 10 su producción de electricidad eólica. En la actualidad, el sector de producción eólico es similar en magnitud al sector nuclear, que tardó 50 años en construirse, y sobre el que no vamos a hablar demasiado, porque ya se ha dicho todo.

La electricidad eólica es totalmente limpia y eterna. Ademas en términos económicos es la más barata de producir. Sus ventajas son múltiples: No consume ningún tipo de materia escasa, no produce ningún tipo de materia contaminante, una vez que funciona puede durar muchos años, los materiales con que están construidos los molinos y alternadores son totalmente reciclables... No cabe duda: La estrella de la energía es el viento en la actualidad.

Por si todo esto fuera poco, la electricidad producida con el viento tiene otra ventaja adicional muy importante: Su escalabilidad. Desde un molinillo de uso doméstico que produzca unas pocas decenas de vatios, hasta un molino "supergigante" de 5 MegaVatios, caben y son posibles todos los tamaños intermedios.

Y (parece que no vamos a parar nunca de ver ventajas), también hay otra característica importante: La energía eólica se puede parar o liberar a voluntad. Cierto es que no podemos obtener energía del viento si no existe éste, pero si que podemos NO OBTENERLA si existe excesivo viento de una manera muy fácil: Echando el freno de mano de los molinos.

Eso si: Para poder echar el freno de mano de los molinos, tiene que haber molinos, evidentemente.

La energía eólica tiene un inconveniente: Su impredecibilidad. De forma que la energía eólica debe complementarse con cierta capacidad de almacenamiento, para que sea realmente efectiva.

A lo largo de la última década, la potencia total de las instalaciones eólicas disponibles en España se ha duplicado aproximadamente cada dos años. De seguir esta tendencia, en unos 6 años más, las instalaciones eólicas podrían generar absolutamente toda la electricidad que se consume en España.

Es decir: España podría ser totalmente renovable (en cuanto a consumo eléctrico) en 2015 sin más que continuar con el mismo ritmo de instalaciones actual y complementar la producción con almacenamiento en baterías.

Este hecho puede parecer sorprendente, optimista, irreal o lo que ustedes quieran, pero es un hecho, como que ustedes estan leyendo este artículo.

La batería necesaria para almacenar toda la electricidad que se consume en España a lo largo de todo un dia tiene el tamaño de un estadio de fútbol. Y las baterías también son escalables: Se pueden hacer pequeñas, medianas, grandes o enormes. Y son reciclables: Sus materiales (aunque sean raros o tóxicos) no son peligrosos si se usan con criterio, y se pueden reutilizar una y otra vez.

Pero la cosa no acaba aquí: Si queremos, también podemos electrificar totalmente el transporte de personas y mercancías. No solo el terrestre, sino también el marítimo-fluvial y el aéreo. Y además hacerlo plenamente limpio y renovable.

Este hecho es lo que en los últimos años ha puesto nerviosos a los interesados en la energía nuclear. "Hay que reabrir el debate", nos dicen, lo cual traducido a "roman paladín" significa "Queremos subvenciones públicas para la energía nuclear". No es éste, insisto, el lugar para hablar sobre los peligros de la energía nuclear, pero lo que sí es importante es ver que existe esta "lucha encarnizada de fuentes de energía en nuestra sociedad".

Y un claro ganador...

Los partidarios de la energía nuclear alaban sus "ventajas" (como el hecho innegable de que produce poco CO2, o que es totalmente regulable y predecible), y han tratado de señalar los inconvenientes de la eólica: Principalmente que es impredecible.

Por otro lado, los defensores de la energia eólica hacen evidentemente lo contrario: Señalar los inconvenientes de la nuclear y las ventajas de la eólica. Cada cual defiende su plato de lentejas.

Muy bien, pero... ¿Y si fuera posible que todo el mundo tuviera garantizado su plato de lentejas, y además que no contaminasemos nada de nada y nuestras fuentes de energía fueran totalmente renovables, limpias y los aparatos que utilizamos para obtener esta energía fueran totalmente reciclables?... ¿No es esto algo deseable para TODOS?

Desde luego, si lo que importa es lo que opine la mayoría de la población, entonces no cabe duda: Ese "estado de gracia" descrito en el párrafo anterior, es altamente deseable. Siempre y cuando se cumpla la condición fundamental: Que todo el mundo tenga garantizadas las lentejas.

Pero hay unos cuantos que tienen mucho poder económico actualmente, y que tratan por todos los medios que este estado de gracia no se alcance nunca. Hay gente con muy poca dignidad en este embrollo. Y esa gente suele tener mucho mas poder del que debiera.

Ese estado de gracia es plenamente alcanzable si lo visualizamos, lo recordamos constantemente, y favorecemos que aparezca. No es ninguna quimera imposible, no. Es totalmente alcanzable si nos lo proponemos. De hecho incluso es altamente probable que no solo sea alcanzable, sino tambien inevitable.

Podemos almacenar una parte importante de la energía si utilizamos baterías. Y si además estas baterías tienen ruedas, son pequeñas o medianas, están repartidas por todas partes y nos permiten desplazarnos, mejor aún.

Podemos obtener la energía limpia de infinitas fuentes repartidas por todas partes, de forma que el sistema eléctrico actual, fuertemente centralizado, está obsoleto: Las redes de dentro de un par de años van a ser redes colaborativas y automatizadas segun la política que cada cual prefiera, controladas por todos a la vez: Consumo cerca de la fuente, conexiones vecinales cooperativas, almacenamiento y reaprovechamiento, conmutación fuente/sumidero automática y un largo etcetera de soluciones limpias, eficientes, de sentido común.

Esto significa a la vez otras muchas cosas de índole estrictamente económica: La energía dejará de ser negocio (segun nuestras predicciones totalmente discutibles, pero bien fundamentadas) aproximadamente en la decada de 2020. La energía libre ya está aquí y se abre paso a pesar de todos los actores implicados: Nadie la puede monopolizar ni controlar.

Lo que nunca va a dejar de ser negocio es la creación, venta, instalación y mantenimiento de los aparatos implicados en este salto cualitativo de calidad de vida de la especie humana.

Los alternadores, los molinos, los paneles, los inversores, los transformadores, los controladores, los vehículos eléctricos, las baterías y los motores eléctricos nunca dejarán de ser negocio. La energía que los pone en marcha si, porque es un regalo de la naturaleza que nos pertenece a todos, como el aire, el agua, o la luz del sol.

La revolución renovable también es una revolución social, que tumba monopolios y reparte juego para todos. Es la revolución de la conciencia individual que llevamos tanto tiempo esperando. Mas que una revolución en el sentido clásico es una evolución en el sentido clásico.

Probablemente algunos políticos corruptos traten de obstaculizar este cambio de paradigma inexorable por medio de leyes sesgadas y varios otros tipos de obstáculos: No servirá de nada, más que para cavar su propia tumba como "responsables públicos".

Podemos acabar con todos los problemas de la especie humana, del resto de las especies vivas, del ecosistema entero con solo evolucionar la parte mas delicada del sistema: Nuestra conciencia individualista.

Y lo único que tenemos que hacer cada uno de nosotros es repetir el eslogan de Obama: PODEMOS.

Ya lo creo que PODEMOS.

Lo cual no tiene nada que ver con votarle, o simpatizar con este señor o sus allegados. Sencillamente se trata de ver que tiene razón en lo que dice su buen eslogan.

La gente joven con conocimientos técnicos tiene que dejar de pedir trabajo a las generaciones previas, y ponerse a trabajar: Hay trabajo de sobra para todos, si nos organizamos bien. Hay que compartir el conocimiento de forma libre y abierta. Hay que usar la internet.

Y el premio es un mundo nuevo, más justo, más igualitario, más digno, más responsable, más sano y muchisimo más libre. Un mundo nuevo que todos deseamos y necesitamos.

Millones de personas están trabajando silenciosamente desde hace años en este nuevo mundo: Estudiando, Calculando, Presupuestando, Fabricando, Instalando, Manteniendo. Cada dia que pasa más y más gente se suma al carro del verdadero cambio.

No tengas miedo de tu libertad, ni de tu imaginación. Simplemente conviertelas en hechos. Sin pedir permiso a nadie. Sin hacer nada malo, ni poner en peligro a nada ni a nadie.

Si todo este panorama de cambios inminentes te produce cierto vértigo, no te preocupes: es completamente normal. Pero recuerda: Tu tienes equilibrio. Todo el que necesites, porque lo llevas dentro.

Si quieres, puedes.

Alejandro Diez
Jose Enrique Badajoz
Constantino Arias
Pedro Barrio
Jesus Romero
Alejandro Bonet

alargador.org