Hogar

Consejos sobre el alquiler de una unidad de almacenamiento

Si nunca ha alquilado trasteros Madrid es posible que tenga una idea de lo que son. En su base, las unidades de almacenamiento son espacios cerrados en los que guardar sus pertenencias en un entorno seguro y seco. Pero le sorprendería el gran abismo que existe entre las instalaciones en cuanto a servicio al cliente, limpieza y medidas de seguridad. Aunque el precio siempre es un factor, ahorrar unos cuantos euros al mes palidecerá en comparación con el hecho de que le roben o dañen sus cosas.

Elegir el tamaño adecuado de la unidad de almacenamiento

Una vez que haya decidido que una unidad de almacenamiento es una buena idea, el siguiente paso es decidir el tamaño. Mientras que su almacenamiento inicial puede ser de artículos que simplemente no caben en el garaje o el sótano, piense en otros artículos que viven en su casa que podrían estar mejor almacenados en su unidad de almacenamiento. Cosas como las decoraciones navideñas que sólo se utilizan durante una determinada época del año. También artículos como los muebles de jardín y el equipo de jardinería.

Además, es conveniente que evalúe no sólo lo que quiere almacenar hoy, sino que intente anticipar lo que necesita almacenar en el futuro. Por ejemplo, ¿va a reducir su tamaño pronto? Es posible que tenga muebles adicionales y otras pertenencias que quiera conservar, pero que no tendrán espacio.

Ubicación del almacén

Cuando decimos ubicación, nos referimos tanto a la ubicación de la instalación de almacenamiento en sí como a la ubicación de la unidad en la instalación. En cuanto a la ubicación de la instalación, puede estar tentado de alquilar a una empresa de almacenamiento que esté más cerca de su casa. Aunque sea conveniente, es posible que la instalación no tenga las características que usted realmente desea. Un plan mejor es ampliar el diámetro de su búsqueda para incluir instalaciones que estén a media hora de su casa. El hecho es que lo más probable es que no vaya a visitar su unidad de almacenamiento todos los días, semanas o incluso meses. Si amplía su búsqueda, puede incluso encontrar uno que ofrezca mejores servicios a un precio más bajo.

Busque un almacén con calefacción o climatizado

En los viejos tiempos de la industria del almacenamiento, la mayoría de las instalaciones de almacenamiento sólo ofrecían unidades de almacenamiento sin calefacción. Estas unidades tampoco solían estar aisladas, lo que significaba que sus posesiones estaban expuestas a temperaturas y humedades extremas, lo que, dependiendo de lo que almacenara, podía ser muy perjudicial para artículos como los electrónicos, las antigüedades y otros.

Hoy en día, hay muchas instalaciones de gama alta que ofrecen unidades de almacenamiento con calefacción o unidades con control de temperatura. Las unidades con calefacción mantienen la temperatura durante los meses de invierno. También suelen estar aisladas para que, durante los meses de verano, las temperaturas no sean demasiado extremas dentro de la unidad. Las unidades climatizadas son las que se regulan termostáticamente para mantener una temperatura constante durante todo el año. Si tiene artículos delicados, este es el camino a seguir.

Visite el lugar

La mejor manera de determinar lo que realmente está obteniendo es ir a la instalación que está considerando y pedir que le muestren el lugar. Una buena empresa de almacenaje tendrá un personal experto y amable que estará encantado de ofrecerle una visita completa y responder a todas sus preguntas. Si el personal parece desinteresado o molesto con las preguntas que le haga, eso debería ser un buen indicio del tipo de servicio que probablemente reciba tras el alquiler.

Pida ver la unidad de almacenamiento real que va a alquilar o al menos una en la misma planta o en la misma zona. De este modo, podrá empezar a imaginarse cómo será el traslado de sus cosas dentro y fuera y podrá calcular el esfuerzo necesario.

Haga otras preguntas, como cuál es el horario de acceso y de oficina, si las unidades se revisan rutinariamente para detectar fugas de agua y qué tipo de control de plagas utilizan. Lo creas o no, algunos almacenes tienen un gran problema con los roedores. Definitivamente no querrás guardar tus objetos de valor en uno de ellos.

Seguridad

La mayoría de las instalaciones de almacenamiento requieren que usted mantenga un seguro para el contenido de su unidad. Deberá comprobar con su compañía de seguros si su seguro de hogar o de alquiler cubre sus artículos en el almacén. Si no es así, el seguro de almacenamiento estará casi siempre disponible a través de la propia empresa de almacenamiento. Las ventajas de utilizar el seguro de la empresa de almacenamiento es que suele ser muy barato, a menudo cubre los daños causados por los roedores y los artículos en tránsito, y con frecuencia no tiene franquicia, mientras que si usted hace una reclamación con su seguro de propietario, primero tendrá que pagar su franquicia y luego correr el riesgo de que su seguro sea aumentado o cancelado.

Arrendamiento y pago

Determine cuál es la política de arrendamiento de la empresa. ¿Ofrecen alquileres de mes a mes sin depósito o con el último mes de alquiler? Si te vas a mitad de mes, ¿eres responsable de todo el mes? Un buen establecimiento le permitirá alquilar de mes a mes sin necesidad de un contrato de alquiler largo. Si te vas a mitad de mes, no se te cobrará un mes completo de alquiler si se ha avisado con la debida antelación.

Infórmese de cuándo hay que pagar, de la política de morosidad de la empresa y de los métodos de pago. Algunas empresas de almacenamiento ofrecen opciones de pago directo, así como el pago de facturas en línea para facilitar el pago de su factura.

Related posts
ConsejosHogar

8 cosas que debes saber para contratar a un fontanero

ArtículosHogar

Consejos para comprar pisos de tipo madera

ConsejosHogar

Consejos para elegir la alfombra perfecta

ArtículosHogar

6 consejos para comprar nuevas persianas en casa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *